Tractament de les imatges

Bloc de Pensament i autosensibilització, que va començar per pura necessitat de sobreviure, en un món força mancat de curiositat per saber coses, quines ?..... qui som ? .... on som ?... que fem aquí ? ... cap on anem o a on volem anar ? ....... el nostre temps és curt , cal aprofitar-ho. Aturar-se a pensar, un moment ,abans d’ agafar un camí o un altre, compartir coneixements i experiències ....com aquests camperols francesos de finals del XIX. Està clar que parlen de política, un vol convençer a l' altre, però la meitat escolta amb atenció i tots comparteixen idees....

Es mostren els missatges amb l'etiqueta de comentaris EN MORAGUETES. Mostrar tots els missatges
Es mostren els missatges amb l'etiqueta de comentaris EN MORAGUETES. Mostrar tots els missatges

dissabte, 2 de gener de 2021

EN MORAGUETES (1883-1966)

 




Rafael Moragas i Maseras, "Moraguetes", (Barcelona, 7 d'agost de 1883- Estrasburg, 1966) fou un escriptor, periodista i crític musical, artístic i literari català.

Això és el que llegim a la viquipèdia, però, com demostraré en aquesta entrada, Rafael Moragas va ser molt més que això.

Per començar i abans que  m'oblidi, va ser un home modest, com són els grans homes, els homes cultes de veritat. De fet hi han molt poques fotografies en que hi apareix i ja de gran, post guerra civil, tretes del llibre d'en Bladé. Fixeu-vos també que en totes es posa en un extrem, apartat, de secundari. He hagut de aprofitar les de carnet per poder veure-li la cara, igual que va fer Bladé en el seu llibre.






Qui millor el va conèixer va ser en Francesc Pujols, amic de tota la vida, contemporani seu i amb el que va passar la frontera, camí de Prada, per trobar-se amb Pau Casals en els moments més dramàtics de l'èxode, però no m'estaré d'esmentar unes notes d'en Bladé Desumvila del seu llibre "El senyor Moragas" (1970) sobre la seva persona, que de fet crec que és l'únic dedicat íntegrament al nostre personatge d'avui. 






" Del senyor Moragas fou dit, amb molt d'encert, que "era no solament allò que hom sol anomenar una biblioteca ambulant, sinó un arxiu vivent" 
És aquesta la seva importància, com veurem més tard, en el panorama de la nostra cultura. 









" Dotat d'uan memòria prodigiosa i d'una singular expressivitat, el senyor Moragas va ser també un remarcable conferencista i excel·lí en l'art d'improvisar composicions musicals parodiant mestres eminents; i solia fer-ho " perquè la cosa resultés encara més difícil" prenent peu de notes forçades, l'una per a la mà dreta, l'altra per a l'esquerra, sol·licitades d'algún auditor." 





"Periodista. crític musical, filòsof, a la seva manera, erudit. individualista, sentimental a estones, sarcàstic en d'altres, bona forquilla sempre, sempre que va poder, el senyor Moragas  fou, en definitiva, un barceloní excepcional i un personatge positivament fora de sèrie."





Fotografia presa durant la primavera del 1939, possiblement a Prada.

Dempeus, al costat del senyor Moragas, Dolors Fabra.
Asseguts, el mestre Fabra, la seva esposa Dolors Mestre i llur filla Carola.

D'esquerra a dreta, asseguts: no identificat, doctor Josep Vilumara, Pio Baroja, senyors Moran, Robert (ex-alcalde de Vilanova i la Geltrú) i doctor Nogareda; dempeus: senyors Amat, Carles Pompidor, no identificat, Màrius Verdaguer, capità Ardanaz, Carbonell, Gamisans, Rafael Moragas, un nebot d'en Planàs, en Planas i en Ferrer, advocat.






Davant "Villa Roselyne" a Montpeller, el 1940. El senyor Moragas amb el matrimoni Serra-Reis Bertrol. el periodista Melendez i dos no identificats.-

"Moraguetes" amb Pujols i Xancó.

Bladé, en boca de Francesc Pujols, explica en el seu llibre: 
" Moragas és un home d'una gran sensibilitat, per bé que això sigui difícil d'endevinar a primera vista per raó del seu aspecte deixat i de la seva cara escandalosa. Ell se'n defensa amb un tret d'esprit, com diuen a França. "Jo no sóc grec, sol afirmar, jo sóc cismàtic grec !". Home graciós, doncs, és també un recull vivent i ambulant d'anècdotes (pròpies, atribuïdes i dels altres). En sap tantes com jo i encara més. Té una memòria prodigiosa, de tal manera que toca el piano, sense paper, tota la música que  s'ha escrit durant segles, la bona i la dolenta, la que li agrada i la que no li agrada."


Durant una excursió, el 1939, a Sant Miquel de Cuixà. D'esquerra a dreta: Lluís Melendez, Antoni Alesà, Puig i Cadafalch, Mestre Fabra, Francesc Pujols, Joan Alavedra i Rafael Moragas.

Continua parlant Pujols: " Sense renegar de la seva terra, el seu ideal seria una pàtria basada no pas en la geografia, ni en la història, ni en la llengua, sinó en la voluntat i d'acord amb la manera de sentir i de pensar. En raó de la seva cultura i de la seva manca de passió política (...) com quan diu, per exemple, pensant en el que ha passat a la nostra terra, que els catalans seríem capaços de perdre set planetes. (...) Per això alguns no el poden veure, però amb ell, cara a cara, no s'hi posen gaire perquè tothom sap que no té pèls a la llengua i que quan s'enfada, escumeja com els cavalls i treu les urpes com un tigre. Les treu i les clava." 

Moragas als seus darrers temps d'Estrasburg.

Continua Pujols: " I així va ser com l'amic Moragas va guanyar nous amics i un altra cadira en taula parada. De taules d'aquestes, en tenia no solament a Barcelona, sinó a Madrid i en altres llocs de la Península, perquè era amic, amb una sola excepció, de tots els compositors, directors d'orquestra i músics d'un cert relleu. l'excepció era la d'Amadeu Vives, al qual Moragas, sense negar-li el talent, titllava de pastitxaire i de no tenir escrúpols en afers de composició. per il·lustrar aquest punt de vista, contava que Amadeu Vives, una vegada, al cafè, havia dit: "Jo, quan treballo més a gust és passada la mitjanit". "L'hora dels lladres!, mormolà el mestre Morera, allí present." 










Jean-Claude Schock, l'hereu del senyor Moragas.









La darrera de Pujols: " Per donar-vos una idea sobre la seva manera de ser, o de les seves reaccions, no sempre previsibles, us contaré una anècdota. Moragas i jo som coetanis i amics d'adolescència. Una vegada, a principis del segle, quan tots dos començàvem a sortir de nit, vaig trobar-lo a les tres de la matinada passejant per la Rambla. M'abraçà, com de costum, i després d'explicar-me, misteriosament, una història que no recordo, va dir que necessitava, qüestió de vida o mort, vint-i-cinc pessetes. Però, home, Moragas, no em facis riure: ¿d'on vols que els tregui cinc duros en aquesta hora ?  "Doncs, deixa'm trenta-cinc cèntims !, va dir, tot naturalment."
D'això ja fa quaranta anys, però les seves conciliacions i elàstiques suggestions sobre certs assumptes resten les mateixes. Sap adaptar-se perquè és un pragmàtic o, com ell diu, un "relativista".







Del llibre de Màrius Verdaguer he tret aquests dos paràgrafs en els que el mateix Moragas ens explica la seva naixença i qui va ser la seva família.












Màrius Verdaguer i Rafael Moragas van tenir una llarga relació epistolar, durant l'exili forçat a Estrasburg, i  li dedicà bona part del llibre "Medio siglo de vida barcelonesa".









El llibre d'Artur Bladé Desumvila és perfecte per saber sobre la vida, al detall, d'en Moraguetes. El va conèixer personalment a partir de l'etapa de Montpeller i abans d'això, per les referències de Francesc Pujols, que he anat espurnejant. La va escriure, en bona part, a la ciutat de Mèxic, on estava exiliat. Sort en tenim. 












Artur Bladé Desumvila (1907-1995)








Sempronio (1908-2006) 

Els seus llibres "Barcelona bitllo-bitllo" i "Quan Barcelona portava barret" són continuadores de la tradició memorialística d'en Moraguetes.























Però la importància de Rafael Moragas radica en aquests dos llibres, escrits sota pseudònim, en aquest cas, no artístic, de Luís Cabañas Guevara,  per amagar la seva veritable identitat d'una posible censura. "Biografia del Paralelo"(1945) escrita en col·laboració del seu gran amic en Màrius Aguilar. En castellà evidentment i carregats de sentimentalisme. "Cuarenta años de Barcelona" (1944) 
Seguint el consell del seu amic, en Francesc Pujols , que li va dir alguna vegada: Perquè no ho escrius tot això? Fent-ho així ens va poder deixar-nos tota una sèrie de tastets de la seva prodigiosa memòria, d'uns anys, en que ni Bladé ni Sempronio estaven encara al món i que ell havia viscut en primera persona. Heus aquí el valor del personatge, sense el qual ens haguéssim perdut una part molt important d'aquesta època privilegiada. 



















Els tastets dels dos llibres valen la pena per la seva objectivitat i agudesa, a la vegada que immediatesa, que només en Moraguetes podía donar-nos.









" Las gentes, y, con ellas, los caricaturistas, tomaron a los inspiradores y clientes de la nueva hostería por decadentes, dando en pintarles melancólicos y estrafalarios y en llamarles modernistas, estetas, delicuescentes y, en bajo catalán, "els de la ceba", adicionando, viniera o no a cuento, unas cebollas grilladas a todo cuanto hiciera alusión gráfica a aquella tropa. En ninguna ciudad lograron los "decadentes" del fin de siglo la popularidad que en Barcelona."










" A ello contribuyeron los semanarios satíricos y un periodista, "Doys" que, desde la "Publicidad", de la noche, tenia una burla diaria para ellos, burla benévola, porque, entre los modernistas, estaba Eduardo Marquina, con su pelo revuelto y su chalina morada, que publicaba, en la Publicidad, sus "Odas"    



" En aquellas capillas literarias y pictóricas, que tenían su catedral en los IV GATS, hubo personajillos que apelaban, por simple mimetismo, a ritmos extravagantes y a dibujos con trazo grueso, a semejanza de los emplomados de los vitrales, y aun esto implicaba más que singularización preconcebida un afán de novedad. Además, maestros y acólitos, sentían por su arte un gran fervor y ponían alegría en su vida. ¿No había quienes, buenos nietzchanos, se subían al Tibidabo a presenciar la salida del sol, gritando, ingenuamente, por entre los pinos, ¡ viva la vida! ?"                                   




" La redactaba, al principio, Miguel Utrillo, y para auxiliarle se buscó la ayuda de un joven poeta, Eduardo Marquina, nacido en Barcelona, calle de Pelayo en 1879. Marquina escribia en castellano, al revés de casi todos los escritores barceloneses, y, excepcionalmente, lo hizo en catalán. Con su carécter franco, su exclusivo idealismo y su exuberancia vital, propensa a cierta afectación espontánea, atraía la atención admirativa de todos."

"Miguel Utrillo tuvo el acierto de no hacer de "PEL I PLOMA" una publicación cerrada y sectaria. (...) la presidia un espíritu de tolerancia, y Miguel de Unamuno, en su castellano férreo, publicó prosas y versos. Utrillo y Casas sostuvieron una lucha con el público barcelonés, habituado al "Blanco y Negro"."








"Una noche, la del 25 de enero de 1899, se vació el local de los IV GATS, absorbidos sus fieles por el estreno en el Liceo de la "Walkyria, con la famosa "Brunilda", Ada Avini. Incluso Pere Romeu dejó su puesto."










"A la salida, todos, otra vez a los IV GATS, repleto el cráneo con las resonancias de la cabalgata, y todos a discutir y todos a gritar. Sostenia Utrillo que la visión de la cabalgata, realizada por el "Cinematógrafo Napoleón" y rodada en los bosques de Vallvidrera, filmándose a las amazonas montadas en caballos del Circo Alegría, podía resultar mucho mejor. Si a el le dejaran.....Pero no le dejan, teniéndolo por un chiflado bohemio."







"L'Esquella publicó un número extraordinario, tirado en papel de estraza, en el que C.Gumá, un popular versificador satírico, que se llamaba Guibernau y era artífice joyero, intentó la parodia de los IV GATS, llenándolo de melenudos fúnebres y mujeres escuálidas."




"La Duse apareció un dia. Había dado en Novedades, sus cuatro últimas actuaciones: "La Dama de las Camelias" y "La mujer de Claudio" de Dumas, "Edda Galler" de Ibsen y "La Gioconda", de D'Annunzio. Se sentó en el comedor de los IV GATS, rodeada de los más altos nombres de la casa, y a su lado Modesto Urgell, del que se decía que había sido amigo de la actriz. La Duse se mostraba prudente, y eran los días de aquel noviembre de 1900 en que sufría de aquella pasión que leímos en "El fuego"."


" ¿Está usted contenta?, preguntó Modesto Urgell.
No quiero nunca ver el reverso de la sonrisa, respondió la Duse. La fama de nuestro hostal llegó a internacionalizarse y por él desfilaban turistas ingleses y tipos exóticos. Apareció, con su panamá, un mulato, casi negro, que intrigó a Reventós: 
-Debe de ser un banquero, porque lleva una serie de dólares sobre la barriga, o quizás un negro tratante en blancas.....
Reventós hizo averiguaciones y resultó que el admirador de los IV GATS era Robledillo, rey del alambre. Vimos un dia, a Frégoli, que compuso un diálogo para los títeres. Otro dia, pasó Teresa Mariani. En diciembre de 1901 a Ermete Zacconi se le invitó a una cena de última hora. Este actor inenarrable tenía para todos una palabra precisa. Era un gran señor, sin hinchamientos, cosa rara en los cómicos" 





"Rusiñol y Utrillo, comenzando el 1902, apenas van por el hostal, metidos en el Tívoli. Toman el vermut en el Continental y a él vuelven terminados los teatros." 











"En esta época, Ramón Casas recorre desde la gran tela al croquis y desde el cartel al retrato. Un cartel fue su gran triunfo. Los IV GATS coincidieron con una particularidad de la ciudad, la floración de carteles, mientras otras ciudades empezaban a conocerlos. "












" En el resto de España, los carteles vistosos eran los de las ferias, con los pintorescos tipos provincianos, toros y toreros, y en el fondo, la iglesia famosa o el coso. La falta de originalidad era notoria. En esto, la casa Bosch de Badalona , abre un concurso para anunciar su "Anís del Mono", y para las 10.000 pesetas de premio surgieron trescientos cartelistas. Ramón Casas lo ganó con aquellos sus dos carteles de la chula y el mono, que todavía llenan España."




" Desde los primeros días de junio de 1902, la ciudad seguía la enfermedad que sufría  Mosén Jacinto Verdaguer. El poeta, lentamente, iba hacia la muerte. Los doctores Roura, Barrios y Noguera entraban en los IV GATS  a dar noticias. Por ellos se supo que el gobierno había concedido al poeta moribundo la gran cruz de Alfonso XII, y que al serle comunicado a Mosén Cinto el honor concedido, contestó con melancólica ironía: 
"¡ Todavía más cruces que las que tengo!"









"El Noi de Tona era petit amb un cap molt gros, de cara arrugada i ulls enfollits. Parlava i gesticulava com un esperitat. Si no en feien cas o el contradeien, s’estripava la vestimenta i llançava el barret a les teulades. Era un maníac grotesc i derisori”.
Baixet, esdentegat, amb barret i uns ullets enfollits que sempre somreien. Que tant podia discursejar sobre política com intentar convèncer els qui l’escoltaven sobre les propietats miraculoses d’algun elixir." 

"Tothom sap que arrencava dents i queixals amb els dits, dotats, pel que es veu, d’una força considerable. En principi, no feia pagar res, però tothom li donava alguna cosa. Ell mateix s’havia arrencat la ferramenta i mostrava la boca esdentegada. Deia que les dents i els queixals es corcaven, feien molt de mal, causaven tota mena de malalties i com que, al capdavall, d’una manera o d’una altra, acabaven per desaparèixer, valia més no esperar. Feia els seus discursos al mig de la plaça, o en algun cafè, dempeus sobre una taula i amb veu d’estentor. Sempre li queia algun parroquià aprofitadís."
(Artur Bladé Desumvila)









"Santiago Rusiñol, con su chambergo, su melena discreta, sus barbas y su pipa, pudo llegar hasta 1931 como un espectro de aquellos IV GATS, de los cuales había recogido el alma creadora, sentimental y alegre, logrando la maravilla de la fusión del hombre y de su obra."








"El ingenio de Pompeyo Gener era monocorde, el de un embustero disparado; el de Alberto llanas, tenía más de ocurrente que de agudo; el de Manolo Hugué sufre de despreocupación y vive más de prestado que de originalidades. Los dos hombres, más auténticamente graciosos que ha dado Cataluña son Francisco Pujols y Santiago Rusiñol. El ingenio de Pujols a veces hace daño, el de Rusiñol nunca."


"En la fábrica "Rusiñol Hermanos", de Manlleu, había un carro. A él uncieron Rusiñol y Casas nada menos que siete machos, contrataron un carretero alegre y, con menos prisa que la habitual de los carreteros, colgaron del toldo telas en blanco y botas del negro, y un dia, no sabemos si al alba, salieron carretera adelante, no a desfacer entuertos, que ni aquello ara la Mancha ni ellos Quijotes, sino a ver cosas y a hacerlas, parando donde les gustase, con el corazón alegre, la bolsa llena y sin memoria de reloj ni calendario."


"Hacia el teatro, y a un revendedor compran un palco del primer piso, y en medio de todo Reus, vestido de gala, se sientan aquel par de tipos en su palco, la toalla al cuello y la colilla pegada a la boca, escupiendo al suelo, aplaudiendo a rabiar o usando las trallas (fustas) contra el suelo para que subiese  pronto el telón. El teatro ríe y no aparta los ojos de aquel palco, incluso durante los actos. El agente de policia quiso poner término a aquella escena, entrando en el palco.
¿Quienes son ustedes?
-Somos carreteros-
¿De donde vienen?
-De la carretera-
-A ver las cédulas. (...)
¿Piensan estar mucho tiempo en Reus?
-¡Uy! No lo sabemos. Hasta que nos cansemos.
-Qué fueron a comprar esta tarde?
-Colores.
-¿Para que ?
-Para pintar.
-¿Pintar qué?
-Lo que queramos.
-Esto no está claro. Bueno por ahora procuren no llamar mucho la atención.
-Nosotros no nos metemos con nadie, hacemos nuestro oficio y nada más."





"Hombre de todos los tiempos, pero más del XIX que del XX, Rusiñol celebraba los carnavales concienzudamente, disfrazándose  con frecuencia, interviniendo siempre en bailes, jurados de bailes, cabalgatas y "ruas" (desfiles o batallas de flores). Llegó a presentarse, en el Paseo de Gracia, disfrazado de "Mimí" y en un carro con un letrero que advertia: " Exigimos el primer premio, aunque sea con injusticia. ¡Viva el Jurado! "









"Llegó a más. En 1903, y contaba 43 años, se disfrazó, seguido por Utrillo y Vilumara, vestidos de moros; Olegario Junyent, de bohemio de Murger; Carlos Costa de persa; Isidro Nonell y Rafael Padilla.ya no recordamos de qué, y Bagaria de "peste bubónica". Consistia tal disfraz en haberse rapado la cabeza al cero, embadurnándola con jarabe de goma y vaciando encima un paquete de confetti." 





"Al llegar el tren mortuorio de Madrid, descendieron el ataúd unos cuantos amigos llenos de emoción; con las lágrimas en los ojos sostuvieron el cadáver de aquel hombre alegre y glorioso: Alfonso Martisella, dueño de "La Puñalada", y Riera, el que había sido mozo de ella. El alma de Rusiñol debió sonreír. En el cementerio tres hombres lloraban: Ramón Casas, al que teníamos que sostener; el escultor Clarasó, deshecho, y Miguel Utrillo, el más firme, que lloraba por dentro. por ningun artista se lloró tanto, no con palabras necrológicas, sino con los ojos rojos, como por Santiago Rusiñol, el de la alegría imbatible."

" (..) afirmarà Sagarra, tot recordant la seva petjada en ell i en tota una generació:

- Aquest home autènticament descomunal, que tant havia d' influir-me, a mi i a tots els de la meva generació, que havia d' ésser tan gran amic meu, i amb el qual havíem de consumir tants vespres i tantes matinades, jo divertint-me com un lladre amb el pantagruèlic entaulat de la seva conversa
i ell deixant passar les hores per agafar el tren de Martorell; aquest Francesc Pujols-únic en el temps i en l' espai-, quan jo el vaig conèixer a la nostra penya, era un xicot de trenta anys que semblava que n'havia conegut un milenar."

" (..) La fascinació i influx de Pujols sobre Pla, però, ja venien des de la seva joventut, des del primer dia que el va veure:

" Pujols m'interessà perquè el vaig trobar un home desproveït de la màxima quantitat de convencions possibles " El rodamón i veterà Eugeni Xammar, cada cop que tornava a Barcelona, tampoc podia prescindir del caliu de Pujols: " Cap lloc del món no em semblava tan acollidor, tan ple d' escalf com la penya reunida cada tarda i cada vespre a l' Ateneu Barcelonès al voltant de Francesc Pujols."


"Hay otros bares y otros cafés, se nos objetará. Londres cuenta con sus pubs y sus clubs, Nueva York con sus speakesies, Madrid con sus cafés, París con sus cabarets; pero bar como el de "La Puñalada" , no hubo otro."

" Una madrugada, apareció Rusiñol acompañado de Rubén Darío. Los dos iban a más de "media vela". Rubén, rezumando cuerpo y alama, estuvo recitando versos por más de dos horas. Daba la sensación de una caja de música. Recordamos que elogió fuertemente a Antonio Machado, al que llamó "misterioso" y "silencioso". Cierto. (...) Rubén pasó a hablar de su patria: "yo soy español de América y americano de España" agregando: "Mi mujer es de mi tierra y mi querida de París". Mientras iba tomando un whisky se fijó en una muchacha morena, apelotonada en un abrigo de marta: 
-Fíjense en ese cuerpo divino.
Otro whisky, y otro. Tomó una pluma y comenzó a escribir: 
"Eva, ¡era rubia? No. Con ojos negros...
que hace cantar a Pan bajo las viñas...."

Eso que es puro Rubén Dario, y que lo vieron nuestros ojos, fue escrito ya en "La Puñalada". 







"Tipos y más tipos. "Pasan y se van", como en su libro nos dice Ricardo Baroja, quien pasó por "La Puñalada", al presentar su exposición en la "Sala Maragall". Los tipos pasan...Incluso en los comienzos del "Monte Carmelo" y en el verano de 1914, habíamos visto a "La Fornarina". (...) tenía unos pies aniñados y se teñía de rubio. El pelo rubio de "La Fornarina" desconcertaba. Es que tengo miedo a las canas, objetaba. Era buena , introdujo el cuplet, murió prematuramente y dejó un nombre popular." 










"La característica de Pompeyo Gener era ésta:
el ser embustero. Superamos el calificativo de imaginativo para adoptar ese de embustero, como él amplificaba todo cuanto narraba, ya que la exactitud le era negada a pesar de pretender pasar como científico. 
¿Originalidad?. Literariamente, ninguna.
Pompeyo Gener vivió y escribió, intelectualmente, de prestado. Alberto Llanas, escritor humorista, absolutamente original y enemigo de Pompeyo Gener, decía a voz en grito: " Peius, al terminar un discurso, nunca podría exclamar: "He dicho", sino "Me han dicho"."








" En lo que rezumaba originalidad era en lo exclusivamente suyo, en sus ocurrencias y absurdidades, en su vivir cotidiano y en la suma de todos los elementos de composición que, sin escrúpulo, recogía aquí y allá."






" En Pompeyo gener, después de la imaginación venía el estómago. (...) Era tragón con visos gargantuescos. 
Gourmet y gourmand, vaso bien medido, bandullo repleto y apetito en movilización permanente. En eso si que podía competir con el mismo Curnousky, príncipe de los gastrónomos contemporáneos. Si, en París, no perteneció al "Instituto Antropológico", en otras razones por no existir tal Instituto, pero perteneció a aquellos institutos gastronómicos que se llamaron "Club des Cent" o la "Assotiation des gastronomes regionalistes"y aun es posible que alguno lo elevara a miembro de honor."






" La cena resultaba algo cara: cinco pesetas, y dos platos a elegir. Tarifa excepcional de noche de baile. Peius tenía ya que contar, pero allí estaba Mariano Alsina comiéndose su segunda fortuna, invitándolo para que honrase la mesa. De esta manera no le faltaron a Peius ni el "saumon d'Adour" ni el "blanquette d'agneau toulousain" ni el "poulet a la broche", alegrados con Chablís, Riscal, y Pomery. Mariano Alsina tenía a su lado a la "Catarineta", una bailarina del Liceo que acabó loca, y a dos mujeres más, y con ellas Pelegrín de Moncada, y como se hablase de "Naná", entonces discutida, y de señoras galantes, Peius, defendió a las antiguas contra las modernas. Pompeyo Gener seguía luchando con Peius en aquella mesa pródiga, pero las botellas seguían y Pompeyo Gener y Pompeyo y el Marqués de Pescara iban retrocediendo y ya empezaba a prometer a "Catarineta"una recomendación para Massenet o Verdi.-Conoce usted a Verdi?, preguntó Juanito Elías. Si lo conozco ?, en Milan me obsequió con una cena espléndida, obligándome después a escribir en el álbum de honor de la Scala. Y qué pusistes?. 
Ya que se trataba de estómago agradecido, escribí, y en catalán: 
 " Mai farà discursos bons qui s'atipi de cigrons!. 
Peius se levantó hacia otras mesas. Iba algo bebido y en cada mesa brindaba soltando a las máscaras: "No et pensis que fer ganyotes fa que un se les pensi totes"

¡ Bravo, Peius! ¡Bravo! ¡Otra!. Un camarero iba recogiendo los corchos del champán y Peius le grita: "L'arreplegar taps de suro no et treurà de cap apuro! (...) Así se iniciaron "Los Cent Concells del Concell de Cent".   





"Cyrano de Bergerac" se estrenó en febrero de 1899 en Madrid, y en noviembre pasó a Barcelona. resonaron en el "Novedades" ovaciones inenarrables, y Peius descubrió en el poeta gascón un hermano, y durante el entreacto se oía al escritor tocado de su chambergo y esgrimiendo el bastón: 
.... duelo rimado
en el palacio de Borgoña habido,
entre un poeta, Bergerac llamado,
y un vizconde insolente y presumido.

Peius aplaudía a Cyrano por hermandad de lunáticos y porque, con él, llegaba una bocanada de viril romanticismo y ponía telegramas a Rostand, le enviaba todo lo que era apologia, y tanto hizo y tanto declamó que pronto se presentó a Martí, Via y Tintoré, como si él fuese Cyrano: 

¡Son los cadetes de Cataluña, que a Peius tienen por capitán!




Article de Meridià del 28 d’ octubre del 1938 de Rafael Moragas:

A casa d'Oriol Martí — literat mil.lionari ,aquest amb Emili Tintorer i Lluís Via traduïren en vers la tragicomèdia de Rostand "Cyrano de Bergerac", l'estrena de la qual a Madrid fou esplendorosa. Per cert que el literat Salvador Vilaregut, a l'Hotel Colom de la Plaça de Catalunya, llegí l'obra a María Guerrero i Fernando Díaz de Mendoza. En arribar a l'escena amorosa del balcó, que té lloc en el tercer acte, María Guerrero interrompé: "No sigan, que esto no es para nuestro público." "Esto" era "Cyrano de Bergerac" de Rostand.

Va donar la casualitat que en aquell any, 1899, María Guerrero i Fernando Díaz de Mendoza anessin a París, i concorregueren a una de les representacions del "Cyrano" que interpretava Coquelin. L'efecte produït motivà que immediatament telegrafiessin a Vilaregut, així com a Oriol Martí, Lluís Via i Emili Tintorer, per tal que els reservessin la traducció castellana del "Cyrano" amb l'objecte d'estrenar-la al Teatre Espanyol de Madrid. Els actors castellans la demanaven a corre-cuita, sense adonar-se que l'obra que els entusiasmava a París era la mateixa la lectura de la qual interromperen refusant-la en un salonet de l'Hotel Colom de Barcelona.
Avui, que em reconec gat vell d'escenaris, aquestes coses no em vénen de nou. N'he vist tantes!... Ja us he dit que l'estrena de "Cyrano de Bergerac" fou sorollosa i triomfant. En els cenacles teatrals no es parlava d'altra cosa. 
Un humorista, el malagueny Antoni Palomero — un magnífic traductor de Rostand en "Les Romanesques", que ell titulà "Los noveleros", obra que fou estrenada l'any 1904 i en el desaparegut El dorado, creació formidable de Roser Pino — dedicà als traductors catalans Oriol Martí, Lluís Via i Emili Tintorer, la següent quarteta, que va sortir en el barrílaire setmanari madrileny "Gedeón". 
Deia:
"Son tres poetas de Cataluña
que han hecho solos la traducción
y con sus ritmos causan envidia
a la condesa Pardo BAZON"



"El primer número del Papitu apareció el Día de Difuntos de 1908. Fué su primer acto despreocupado. Su primer director, Félix Elias , "Apa", hombre serio. Estudiaba arte oriental, y su hijo, un dia, viéndolo abstraído, murmuró: "Papá, siempre estás en el Extremo Oriente; y con un hombre que vivía  mentalmente en estas latitudes, se otorgó la dirección de un semanario de choque, espiritual pero de choque. -¿Que nombre pondremos al semanario?, preguntaron a Félix Elias los redactores en la reunión preliminar. La respuesta la dió "La Publicidad", donde, teniendo por costumbre llamar Papitu a todo el mundo, preguntaron si era cierto que él nuevi semanario se llamaría Papitu. ¿Y por que no?, respondió, flemáticamente, Apa.
Papitu quedo y con Papitu se puso un gran rótulo en la puerta de la casa número 38 de la calle Pelayo."


"Los redactores iban acudiendo hacia las seis de la tarde. En realidad, aparte del director-propietario, como redactor literario no había más que uno, Mario Aguilar. Los otros acudían como amigos y dejaban cuartillas o dibujos cuando les venia en gana; Francisco Pujols, que firmaba "Arpol" sus "Indiscrecciones"; Ramón Reventós, con el pseudónimo de "Moni", sus cuentos; Amichatis, con el de "Amic", sus "Apuntes de clase"; y sus "Potins barceloneses", Salvador Vilaregut, aun cuando éste apenas si se hacía visible, dejando sus cuartillas bajo sobre."










"Valenciano y hablador, en su verbo, sobre todo cuando hablaba en su dialecto, residía su gracia, inagotable. El habla valenciana de Pepe Gil la calificaba Santiago Rusiñol de lengua neutral, en los tiempos de la guerra europea (...) ni castellana, ni catalana, una lengua neutral, Lo Child había recalado en Barcelona hacia 1896, figurando como actor secundario de la compañia valenciana dirigida por Colom,(...) Pepe Gil, de una listeza ardillesca, no tardó en presentir que la Barcelona teatral de aquel fin de siglo presentaba posibilidades de ganancias: "Molts billets de mil, hi han per ací", se le oía decir, y agregaba, siempre en valenciano: "Qui taste l'aigua de Canaletes i saboireche un tortell del Forn de Sant Chaume, eixe ja no s'en va de Barcelona. ¡S'hi finca! Y él se fincó.





"Lo Chil" fué empresario de la Bella Chelito, menos conocida por Consuelo Portela. Dado el género, todo lo contrario del de punto, ya que la Chelito se exhibia casi como una Eva, se le ocurrió a "lo Chil" utilizar el desnudo como espectáculo y encargó al bohemio de Gonzalo Jover un apropósito que fuera una espoleada curiosidad afrodisíaca. Cerraron trato: cincuenta pesetas. Y surgió "La Pulga", que dió una fortuna, aunque a "lo Chil", amigo del juego, no le reportó más que doscientas pesetas, las únicas que le quedaron después de haber pasado por una chirlata."

"El Paralelo ha tenido por padrino a un astrónomo y por padres a unos taberneros.(...) Ni él , ni ella tenían más ahorros que los precisos para compra de ropa de boda y gastos matrimoniales; pero Comas y Solá, que recibía las confidencias de la cocinera, les ofreció las quinientas pesetas, imponiendo como  única condición que aquella taberna, en lo sucesivo se llamaría "El Paralelo"(...) Al llegar frente a la taberna de la Ramona, el cochero frenaba las mulas. Ocurriendo esto con frecuencia, el Paralelo se fué transformando en parada y en aquellos doscientos metros, la Avenida perdió su nombre oficial, para no ser más que el "Paralelo", y ya para siempre."


" No faltaban churreros, cacahueteros, naranjeros, meloneros, "el de los torraos", ni en el verano, los "helados del Chaumet", con su carretón blanqueado y pulido: ¡mantecao helao!. En aquellos inicios del cafarnaum paralelero, afluían los charlatanes, exaltando el "ungüento maravilloso de la ballena de los Pirineos", o como el "Noi de Tona", dentista y sacamuelas, el "Elixir Geraldine", en homenaje a la "Bella Geraldine", que se exhibía en el trapecio del "Circo Alegría", en la Plaza Cataluña, tan llena de barracones, como en el incipiente Paralelo. Recordamos a un charlatán, preconizador de un callicida, golpeando el retrato del inventor del específico: "Este, este es el sabio norteamericano descubridor del maravilloso callicida...." El charlatán seguía dando punterazos al cartelón, en donde aparecía como sabio norteamericano, destructor de callos y duricias, el compositor Rossini, con su caraza burlona y bonachona."


" Cuando llegaba la festividad del glorioso San Antonio Abad, de San Antonio "dels ases", todo un mundo de verdadero pueblo, propietarios de caballerías y otros animales, dueños y empleados de cocherías, arrieros y caballistas aficionados o deportistas de profesión, acudían con sus mejores trajes, muchos de ellos con sombreros de copa, y las bestias soberbiamente enjaezadas, con arneses bordados en oro, moños en varios colores y collares y estribos de metal bruñido, ya plateado, ya dorado, y, ante la presencia del sacerdote que bendecía a las bestias, demostraban un fervor y una piedad encantadoras en gentes de ínfima condición.(...) La atracción del poder del cielo y del milagro se extendía a gitanos no bautizados, que llevaban también sus bestiasa que fueran bautizadas, y después de las caballerias dsefilaban los perros, los gatos y los pájaros, pues a todo llegaba el amor del Santo, como nuevo San Francisco, que a todos quería como hermanos. En aquella festividad parecía como si el Paralelo hiciera examen de conciencia, y con dolor de contricción y un débil propósito de enmienda, pretendiera no sucumbir, de nuevo, en el pecado."

"En el año de 1911, se señaló por dos apariciones: la de la falda pantalón y la de Raquel Meller. (...) En septiembre de 1911 comenzó a decirse que en el Teatro Arnau, cantaba una muchacha bonita y graciosa, con unos grandes ojos, una coz muy dulce y la intencionada ingenuidad picaresca de una colegiala. (..) El Arnau, no tenía ninguna condición confortable, ni decorativa, y al anuncio de la nueva cupletista, desfilaron, por él, periodistas, escritores y gente de mundo que, como todos, salían cantando el "Ven y ven" que se esparció con el nombre de Raquel Meller. Alejandro Soler, técnico del pequeño teatro y de la pequeña músixa, publicó una crónica en "La Publicidad", apologética de Raquel Meller, y a aquel ditirambo, siguieron otros. No faltó más que un "Glosario" de Xenius. Por la convergencia admirativa de los selectos y de la gente de la calle, la consagración más súbita y completa, que de una mujer de teatro se ha hecho en Barcelona, fué la de Raquel Meller. ¡ Y todavía no se sabía que había sido bautizada en Santa Madrona!


"Invaden la avenida los cuplés de Raquel Meller. Ciegos y pianos entonan el "Frou-frou", el vals de moda, o la parodia de Quinito Valverde en "Las estrellas" de Arniches."

" En febrero de 1911, Gabriel Cañardo, "el Bielet de casa Aurigema", abre los bailes de carnaval, en el Español, reedificado, después de su incendio en 1907.(...) Aquellos carnavales, los seguían nuestros pintores, Padilla, Nonell, Canals, Labarta, Bon, a caza de modelos estrafalarios.(...) Aquello, representava las antípodas de la rua del Paseo de Gracia. Frente a la ficción comedida, el desvarío frenético y abyecto, que llegaba a lo sinistro, por la calle de las Tapias, donde las pobres rameras se disfrazaban, también, pintarrajeadas, vestidas de hombres, con chisteras apabulladas y narizones."






" Una tarde dominguera, ventosa y fría, de febrero de 1919 quedó desierto el Paralelo. En el hipódromo de Casa Antunez iba a realizar el primer vuelo, en España, con un aparato Bleriot, el aviador francés Mamet. Media ciudad acudió. El viento se fue huracanando y Mamet suspendió el vuelo hasta el jueves siguiente, día en que ante el Paralelo, que le fue fiel, y el "todo Barcelona", voló durante ocho minutos, elevándose a unos veinticinco metros. Un periodista de "El Poble Català", en su crónica, llegó a decir que ¡ había sentido un estremecimiento en la nuca!"


Prou gràfic.-


" El Paralelo hizo cola en el Condal para ver a Charlot. (...) si Charlot hubiera pasado por el Paralelo, no le seguiria la curiosidad novelera que a otras figuras del cine, sino la reconcentrada ternura del pueblo que observaba en él las tribulaciones de su propio destino."



"Al contarse la cincuenta representación de "L'Auca del senyor Esteve", el empresario Blasco ideó un homenaje a Rusiñol. Se doblaron los precios y se aplicó a beneficio de la "Casa de familia", regentada por Mossén Pedregosa. Como cebo, Rusiñol, salió a escena, con sus amigos, en la procesión de Santa Maria del Mar. Él, con su frac azul, su camisa con chorreras, su corbata de tres vueltas y su chaleco bordado, su atuendo de 1860, llevando una suntuosa bandera gremial. (...) Barcelona, a través del Paralelo, rendía un homenaje a Rusiñol. Nosotros, no conocemos ninguna noche barcelonesa, tan llena de gracia y fervor, como aquella."

"Llegó al Paralelo el jazz en 1917. Aparece el jazz e inmediatamente se disputan las orquestinas del Paralelo los establecimientos del centro. Lo admiraremos después, en el Olimpia, imponente, al desfilar por él Jack-Hilton, en el tiempo de la Exposición; pero ahora, incipiente y gracioso, se lo llevan del Paralelo, los dueños de Casa Libre, de la "Maison-Dorée" o del Casino de San Sebastián al inaugurarlo Esteban Sala. Orquestinas excelentes y divertidas. La de Demón nada tiene que envidiar, tocando tangos, a la de Salvador Pizarro y su "Orquesta Argentina", ni la de Jaime Planas a la de Horacio Pettorossi, no solo en sentimiento gaucho, sinoen la técnica precisa para expresarlo."


"Prohibido el juego, ha sido el jazz el que ha salvado la última hora del Paralelo. A partir de 1923 todo fueron fox-trots, slow-fox-trots, blues, one-steps y quick-steps, que han dejado, muy atrás, rumbas, tangos y biguines, como éstos antes dejaron valses, javas y bostons. Todo lo más que se sostuvo y oímos por music-halls y cabarets fueron "El Manicero", es decir, el cacahuetero del Brasil, la rumba "Ven, guaricha", la canción mejicana "La cucaracha"..."



" ¿Por qué azar los profetas y apóstoles del tango, que llegaron a Barcelona, desde Buenos Aires, pusieron cerco al Paralelo sin tomarlo? (...) que hizo que los grandes cantores tanguistas no pasaran del Goya, en la Ronda de San Antonio?.Ni Spaventa, ni Carlos Gardel, ni Irusta, Fugazot y Demare, salieron a los escenarios del Paralelo. El tango cantado no floreció, culminante, pero sí la parodia, tal vez, como represalia por aquel aislamiento de los tanguistas preeminentes, o mejor, porque su espiritu burlón reaccionaba contra toda aquella sensibleria exótica. Los tangos eran cantados, pero con socarroneria, (..) todo aquello era "señoritismo", rebozado de gauchismo o de menestralismo porteño. (...) El Paralelo que había bailado, con obsesión el tango, no lo cantó, lo rió."









" El tango iba siendo batido por su caricatura, y a poco, aquellos plañidos llegados de la Argentina fueron languideciendo, ante las nuevas canciones populares. Irusta, Fugazot y Demare cerraron el ciclo del tango. Ya sólo se oyeron en las radios unos ecos anacrónicos de aquel furor lírico."







" La primera actuació de la vedet francesa a Barcelona va tenir lloc al teatre "Apolo" de l'avinguda del Paral·lel ,l'any 1931. L'espectacle que va presentar es deia "Miss en Voyage" i oferia un parell de funcions diàries en cinc ùniques jornades."  
(Font: laramblabarcelona.com)













Mistinguett, nom artístic de Jeanne Florentine Bourgeois (1875-1956), cantant, actriu i vedet francesa. 


































Camàlics i mossos de corda són l'altra cara de la moneda d'aquesta Barcelona un xic romàntica de Rafael Moragas.-

Fotografia del setmanari "Imatges" (1930)

















La vida era força dura per aquests marrecs enllustradors del 1892.




Fotografia de "La Esquella de la Torratxa" 1892